FOTOS DE ABU SIMBEL EN EGIPTO

Los Templos de Abu Simbel se encuentran a unos 20 Kms de la frontera con Sudán; fueron rescatados de quedar bajo las aguas tras la construcción de la gran represa de Aswan. A pesar de las muchas "chapuzas" de la ingeniería de la segunda década el siglo XX, la obra permitió a los arquitectos e ingenieros comprender en profundidad los desafíos que presentan las grandes obras de Egipto. A medida que vayamos colocando las imágenes, iremos aportando comentarios.

PÁGINA CREADA EN FEBRERO DE 2014
Página de comentarios de Lectores, imágenes en color y ampliación temática del Libro "Faraón"

PAGINA INICIAL

FARAÓN
Piramicasa Gabriel Silva
ISBN 978 1 291 7152 5
www.lulu.com/spotlight/piramicasa
(Sólo en impreso, no se distribuye
en formato digital)

Libro Faraón

La novela-documento más apasionante y clarificadora sobre los Faraones y el Antiguo Egipto.
536 páginas
Contacto:

Entrada Abu Simbel

En nuestro segundo viaje, Abu Simbel nos sorprendió por muchas razones. Algunas, desde el punto de vista arqueológico, no muy agradables, porque pudimos apreciar la imposibilidad de realizar una copia ni remotamente como debió haber sido el interior, antes de construirse la represa de Aswan. Los frentes son impresionantes, así como las salas hipóstilas de ambos templos. Sin embargo, las galerías interiores, se trataron de imitar ahuecando la roca y cubriendo con cemento y pintura, lo que decepciona por un lado, pero por otro lado demuestra la imposibilidad práctica de realizar las obras de los Grandes Templos de Egipto, a menos que se cuente con una tecnología muy superior a la actual, o bien ejércitos de miles de Michelangelo Buonarroti picando piedras a la vez. En casi todas se han abandonado los intentos, toda vez que han resultado un fiasco, peor hechos que en las tumbas y almacenes de las últimas dinastías egipcias antiguas.
Piramicasa Gabriel Silva

TODAS LAS IMÁGENES ABREN EN GRAN TAMAÑO EN LA MISMA VENTANA AL PULSAR, (TECLA RETRO PARA VOLVER A ESTA PÁGINA)

 

Abu Simbel FrontalEl frente del Templo principal, atribuido a Ramsés II. Los heterodoxos, aunque les llamemos así para ponernos de acuerdo sobre qué hablamos, no consideramos cierta ni segura la existencias de tales faraones en las épocas que sostiene el andamiaje de teorías oficiales.
Se ha intentado dejar todo tal cual se encontraba antes de la construcción de la presa, pero en realidad se ha perdido todo el contenido interior salvo la sala inmediata, que hoy yace a varios metros de profundidad bajo el Lago Nasser. La obra de corte, transporte y reconstrucción de estos colosos costó unos 73.000 millones de dólares en la década de los '60 y trabajaron unos doscientos ingenieros de élite de todo el mundo.

 

Abu Simbel jeroglíficosLos "enemigos del Faraón" que veremos luego en otros Templos, representados aquí por personajes de las razas que realmente fueron utilizadas para atacar y destruir Egipto muchas veces, tienen una lectura esotérica mucho más interesante y sólo comprendiéndola, podemos comprender la psicología de esta civilización, que tampoco fue algo lineal y permanente a lo largo de los más de doce milenios de existencia faraónica. Nótese aquí, como se verá en todo Egipto, que hay un cartucho miles de veces repetido. Se le atribuye al nombre de Ramsés II y que a la inversa (los mismos jeroglíficos en orden invertido dentro del cartucho), según algunos egiptólogos es el nombre de su padre, Seti I. Pero otros "expertos" presentan como tal nombre, otro cartucho parecido. En cualquier caso, dicho cartucho indicaría que Ramsés II se adjudicaba todas las obras de Egipto, lo cual es un disparate evidente.

 

Abu Simbel jeroglíficos 1 Para grabar su nombre de tal manera en todos los Templos y -por ejemplo en todas las columnas de Karnak, Déndera y casi todos los demás- debió derrumbarlos todos y volverlos a construir. Teorías que sólo puede crear, creer o sostener alguien que no tiene ni idea de lo que costaría reemplazar esas partes en columnas de cuarenta toneladas, que sostenía (y sostienen algunas) dinteles y techos megalíticos.

 

 

 

Abu Simbel jeroglíficos2Menos posible resulta pensar que además de semejantes cambios sólo para "poner su sello", un faraón reemplazara estatuas de estos tamaños, cuya obra presenta desafíos difíciles hasta para el más tecnificado escultor moderno. Otra cuestión es la antropológica, pues todas las razas representadas en estos grabados existían y convivían armoniosamente durante la mayor parte de la existencia del imperio faraónico. Podemos inferir de ello varias cosas, como: 1) Que no se refieren a razas o pueblos, sino que lo que representan es la Catarsis y ello involucra a todas las personas de todas las razas. No hay ninguna persona en el mundo a la que la Catarsis le sea indiferente, como se explica en estos videos:
http://youtu.be/q3C7yKhTyPE?list=UUp3GRoRDBUgScVxxGtc63Rg (En Edfu, Templo de Horus, un vídeo)

http://youtu.be/uPeASz3Y9mE?list=UUp3GRoRDBUgScVxxGtc63Rg (En Kom Ombo, son dos vídeos)

2) Que la raza egipcia que construyó las pirámides y estas obras, no tenía nada que ver con las razas inferiores con las que coexistía, de modo que se utilizaba a los demás humanos, sin duda embrutecidos tal como se explica en el Libro "Faraón", y con la cual muchas veces tuvieron que guerrear para defenderse de sus tropelías, aunque era su misión ayudarles a evolucionar.

Abu Simbel jeroglíficos 3Iremos viendo cómo este dibujo, del que hay varias teorías completamente diferentes entre los mismos académicos oficiales, aparece en repetidamente, con más o menos detalle. La mayoría de las veces, aparece en los sillones de los dioses y de los faraones.

 

 

 

 

Abu Simbel Vista Norte En una parte del libro "Faraón" se describe el hallazgo de la entrada a los templos. Se tratgaba de "falsas puertas falsas", porque a diferencia de la mayoría de las que pueden encontrarse en todo Egipto, éstas realmente podían abrirse, escondiendo tras sus gigantescos bloques unas salas maravillosas, repletas de conocimientos, sobre todo relacionados al Principio Metafísico de VIDA. En realidad, lo poco que han podido reprodicir modernamente los albañiles y escultores en las las varias galerías interiores, es probable que ni siquiera sea lejanamente parecido a lo que ha quedado bajo las aguas.

 

 

 

Abu Simbel Templo menorSupuestamente, este Templo es el de Nefertari. Podríamos inventar cien historias distintas, diferentes de la ortodoxa y con las mismas posibilidades de ser verdad. Lo cierto es que no se sabe ni quiénes eran estos personajes, por más que les pongamos un nombre, ni quiénes construyeron estas maravillas que dejan boquiabiertos a los constructores actuales.

 

 

 

 

 

Abu Simbel Templo menor frontal En el Libro Faraón comentamos aunque noveladamente, algo que descubrimos en uno de nuestros viajes pero que confirmamos con ingenieros que trabajaron en la década de los '60 en la planificación del traslado al emplazamiento actual.

Las grandes puertas de estos templos era "Falsas puertas falsas". Parecían puertas falsas pero estaban muy bien disimuladas sus mecanismos de apertura. No hemos podido conseguir fotos de los trabajos de los ingenieros y en el traslado se quitaron los remanentes como goznes y demás. Nos dimos cuenta sólo por la relación con otras puertas falsas (realmente falsas) en otros templos, pero que en estos casos están abiertas desde tiempo inmemorial.

 

 

Abu Simbel Menor frontalUno de los tantos enigmas que apasionan a todos es el conocimiento astronómico que tenían los constructores de estas obras, que presentan en su interio heliofanías interesantes, es decir que el sol marca con sus sombras determinadas fechas, así como es posible ver que la estatua de Seth (como representación del mal, del error) jamás recibe la luz solar. Muchas de las heliofanías originales se perdieron durante el traslado del templo, ya que los conocimientos dispuestos en ese sentido no fueron muy atendidos, como para reproducir con exactitud la orientación en el nuevo emplazamiento.

 

 

 

Abu Simbel de NocheLa historia (o historieta) que se cuenta durante el espectáculo nocturno de luz y sonido en Abu Simbel, tiene el mismo valor científico que el de Giza o cualquier otro auspiciado por la arqueología oficial, sin embargo vale la pena verlo po lo bonito, al menos una vez. Luego de conocer la realidad científica de estos asuntos, uno no suele querer repetir la experiencias de escuchar tonterías que carecen del más mínimo fundamento. Pero rescatamos de la construcción una serie de cosas que nos hacen tomar idea de la verdadera magnitud de la antigua civilización egipcia, o incluso de quienes dejaron todo preparado para que ella existiera, como un faro de conocimientos esenciales, para que los recolectores y cazadores supervivientes de la desaparición de la civilización atlante, pudiesen recuperar con rapidez un grado evolutivo importante. Y así lo hicieron, hace 14.500 años.

 

Abu Simbel de Noche 2Como decía, el espectáculo vale la pena por el esmero que han puesto los expertos en luz y sonidos. Para ellos van los aplausos que no merecen los guionistas, que han hecho en función de la "historia oficial", un argumento que en nada revela la grandiosidad de los consrtuctores originales, ni la grandiosidad que alcanzaron sus herederos y depositarios, los más de 130 farones que reinaron en Ankh em-Ptah (nombre original de Egipto).

 

 

Abu Simbel PuertaLas sensaciones que cada uno experimenta ante esta magnificencia, es algo muy difícil de clasificar. La mayoría se queda simplemente impactado, algo sorprendido a pesar de que hayan visto miles de fotos previamente, pero otros más sensibles no pueden contener el llanto ante tanta belleza. A algunos se nos mezcla eso, con la tristeza de la "humanidad perdida" y la triste parodia de humanidad que tenemos actualmente, que ni siquiera somos capaces todavía de emular estas obras, no sólo por cuestiones tecnológicas, sino hasta por limitación económica.

 

 

 

Abu Simbel GigantesA los pies de estos colosos, cientos de miles de aspirantes a sacerdotes han pasado para hacer sus estudios sobre las Leyes Universales. El primer Templo de formación de sacerdotes era -según la suceción lógica del desarrollo hermético o "Estudio de las Leyes de Thot", el de Sekhmet en Medinet Abu. Sólo aquellos que lograban superar las pruebas y rendir los exámenes correspondientes, pasaban a instruirse en los de Abu Simbel, entrando ya en la pura Metafísica de Los Ocho Kybaliones, sin cuya comprensión plena cualquier sacerdocio es mera aparincia y los actos litúrgicos no pasan de representaciones teatrales.

Desde el punto de vista de la escultura, bien saben los escultores las dificultades de trabajar con tamaños que exceden a lo que puede verse como figura completa en cualquier momento. Las técnicas apenas pueden hoy deducirse y consultando con algunos escultores sinceros, nos han comentado sus inquietudes. La principal es que incluso teniendo que esculpir en su lugar original, un valle ahora anegado, el autor debería haber subido a las alturas del entorno tras un poco de cincelado, terminando la obra en más años que lo que dura una vida humana.

 

 

Abu Simbel Primer plano
Abu Simbel Ideograma

FOTOS DE LOS TEMPLOS DE ABYDOS

Volver al índice de Fotos de Egipto

 


Somos fabricantes y constructores de pirámides desde 2001
TECNOLOGÍA CUÁNTICA PARA PRESERVAR LA SALUD Y MUCHO MÁS !!
NO NECESITA "CREER" ¡ INFÓRMESE !

 

Contacto



VIAJE A EGIPTO CON GABRIEL SILVA


LA CAJA DE PANDORA - Misterios Resueltos de las Pirámides